Entradas en este blog

907 entradas

Ultima actualización: 3 de Febrero de 2020

(Se incluyen recuerdos, vivencias, artículos y otros medios de comunicación desde 1981 a la actualidad publicados en El Colonial, El País, Diario Córdoba, La Voz de Córdoba, El Día de Córdoba y algunos otros medios de comunicación impresa, bien escritos por mi, bien que aparezcan noticias relacionadas con la Salud, o con alguno de mis tres pueblos: Adamuz, Monturque o Fuente Palmera)





Citas

“Mi idea era más referida a la sorpresa que aún me causa que siga habiendo chavales que terminan el instituto y quieren ser médicos. Enfrentarse a una selectividad con una nota de las más altas, seis años de carrera, el MIR, 4-5 años de residencia, contratos precarios, OPEs... Y no es por el sueldo ni estatus social, ya que eso en los últimos años ya no es un motivo de atracción sino de rechazo. Sin embargo sigue habiendo algo dentro de esos chavales que les empuja a embarcarse en la aventura más bonita y a la vez más difícil del mundo que es tener las vidas de otros en tus manos, y eso se llama amor por los demás”. (Dra. Ana Romero Gandul)

El tiempo en Monturque

Sígueme por correo-e

domingo, 2 de febrero de 2020

Los ciudadanos deben conocer el coste de los servicios sanitarios que reciben y creen que son gratuitos

Los ciudadanos deben conocer el coste de los servicios sanitarios que reciben y creen que son gratuitos

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10217793781414075&id=1168036793&sfnsn=scwspmo&extid=KyO85pP2DW18OPM7

Cada español deberia saber lo que cuesta cada acto médico o cada actuación sanitaria si la tuviese que pagar de su bolsillo. Se debería entregar a cada usuario una factura con el importe de la consulta, prueba diagnóstica, intervención quirúrgica, traslado en ambulancia, etc y cruzándola, un escrito diciendo "pagado por todos". También habría que recordale que los recursos son limitados. Los medios de comunicación tienen un importante papel en esta difusión y concienciación.

viernes, 27 de diciembre de 2019

La España vaciada y la ausencia del Médico Rural

Artículo sobre Medicina Rural (clickar para leer el artículo)

Totalmente de acuerdo con las declaraciones de mi compañera Adela Vázquez. Hay que tomar medidas drásticas ya, para evitar la "despoblación médica y sanitaria en general" en la zona rural. O dicho en palabras de un gran médico rural cómo es Ángel López Herranz, "España no se va a quedar solo vacía de personas, también de médicos". Al grave problema de la próxima jubilación de un elevado porcentaje de sanitarios en los próximos años se une la apatía de los médicos para irse al medio rural.Hay que reconfigurar el mapa sanitario. Por supuesto que los MIR deben conocer las ventajas de trabajar en el medio rural. También hay que reorganizar la carga de trabajo y facilitar la asistencia sanitaria en todos los puntos. Las distintas Administraciones deben ya, de una vez, comenzar a tomar medidas a largo plazo y no como hasta ahora, cortoplacistas, para que den resultados y votos en 4 años. Este problema hace años que venimos advirtiéndolo y no se han tomado medidas para que no llegara a producirse.

Tenemos que realzar y ensalzar los valores de la Medicina Rural. Tenemos que convencer a nuestros compañeros jóvenes para que se vengan a los pueblos y conozcan lo satisfactorio y agradecido que es el trabajar en ellos, aunque tenga sus puntos negativos cómo puede ser el aislamiento y la renuncia a algunas de las ventajas que puede proporcionar la capital.


El Médico Rural es un pilar fundamental en los pueblos ya que ayuda a asentar población en el medio rural, aporta calidad de vida a sus habitantes y con su trabajo contribuye al bienestar de la sociedad.
Pero además hay que incentivar a quienes se vayan a trabajar en esas condiciones, posibilitándoles la vivienda, mejorando las comunicaciones en todos los sentidos, valorando su trabajo en el currículum, facilitándole la formación continuada y la investigación, mejorando la conciliación familiar y medidas de descanso y ocio y por supuesto también el aspecto económico.

En resumen es una cuestión de Estado, en el que tienen que tomar partido todas las Administraciones.

viernes, 22 de noviembre de 2019

2ª GALA Galardones 'Día de la provincia' de la Diputación de Córdoba


Hoy se celebra la III entrega de Galardones del "Día de la Provincia" en la Excma. Diputación Provincial de Córdoba, en la que se entregará el galardón de "PUEBLO SALUDABLE" que entrega el Iltrmo. Colegio Oficial de Médicos de la Provincia de Córdoba, este año, al Ayuntamiento de Cabra.
Este reconocimiento que fue instituido por el Colegio de Médicos por primera vez el pasado año, con la colaboración de la Diputación de Córdoba, se otorgó en 2018 al Ayuntamiento de Añora. En el enlace de abajo, se puede ver completa la Gala de 2018.

https://www.youtube.com/watch?v=pWXnmwsE3iA&feature=youtu.be





sábado, 14 de septiembre de 2019

LA IMPORTANCIA DE LOS ASPECTOS SOCIALES EN LA MODIFICACIÓN DE HÁBITOS, ACTITUDES Y COSTUMBRES EN LA EDUCACIÓN PARA LA SALUD Y EN EL REFUERZO Y CONSOLIDACIÓN DE ESOS CAMBIOS


Comenzaré confesando que todo mi ejercicio profesional lo he desarrollado en el medio rural. Gracias a mi firme voluntad de ejercer siempre en este entorno, comprendí desde un principio que para que las personas modificaran sus equivocados hábitos y costumbres que atentaban contra su salud, era conveniente estar con ellos, compartir su hábitat, formarlos y predicar con el ejemplo.
 Estar con ellos, convivir, entrar en sus asociaciones y otros recursos sociales. Formarlos, como he hecho siempre con actividades y coloquios tras las charlas en todas y cada una de las aldeas y en los colegios. Predicar con el ejemplo, llevando unos hábitos de vida saludables, que ellos aprecien que si tú lo haces es porque es bueno y por lo tanto digno de imitar.
Durante años estuve acudiendo con asiduidad y de una manera programada a todas y cada una de las aldeas que componen la Colonia de Fuente Palmera. Para ello me había provisto de un proyector de diapositivas (pagado por mí) y de material apropiado para ello, conseguido en el Ministerio de Sanidad, ya que entonces no existían las Consejerías de Salud ni las autonomías estaban configuradas.
Esta actuación por las aldeas, a pesar de tener mucha aceptación y gran afluencia de personas, consideré que no era suficiente para conseguir una modificación de hábitos y actitudes. En las conversaciones y contactos posteriores con los vecinos, en la calle y en la consulta, llegué a la conclusión de que lo que estaba realizando no era suficiente para ese cambio de mentalidad que yo deseaba.
Fue entonces cuando intuí y deduje que lo que había que hacer era programar a largo plazo y trabajar con los niños y con los jóvenes, para que ellos nos sirvieran de vectores o agentes de salud en sus casas, en sus familias, reforzando lo que yo, por otro lado estaba realizando paralelamente con la sociedad acudiendo a las asociaciones y otras estructuras sociales a instruirlos en normas básicas de cuidados de salud.
Para trabajar con niños y jóvenes, había que contar con la imprescindible e importantísima ayuda del profesorado. Fue en la década de los años 80 del pasado siglo cuando empecé a implementar estas ideas: a principios de la década con los mayores y a mediados de la misma comencé con los colegios.
Todo este trabajo está descrito en la publicación a la que se puede acceder en el link:
 https://issuu.com/progresoysalud/docs/actitudes_higienicas_y_educacio_n_p 
y que presenté como tesina que me puntuara para obtener la suficiencia investigadora previa a la obtención del grado de Doctor.
De todo el trabajo expuesto en esta obra, yo destacaría algunas ideas que escribí y que siguen teniendo vigencia en nuestros días, ya que a casi nadie le ha dado por seguir trabajando en este sentido y  mucho menos a las distintas Administraciones Públicas. Es muy loable y yo estoy ilusionado por ello, el trabajo que está realizando Sheila Romera Aznar, Directora del programa Smart Healthy Citizen y Directora del Programa Educativo Smart School 3.0.
Qué es lo que yo destacaría y que escribí entonces y se encuentra en las páginas de la publicación aludida:
Hablando de participación comunitaria, expongo que “los nuevos enfoques de los modos de vida, tienen en común que ya no están centrados sobre modos de comportamiento o rasgos de personalidad individuales, sino sobre el conjunto de la experiencia de vida colectiva y personal en el cuadro dado de las condiciones económico-políticas, ecológicas y culturales con la mayor participación posible de los interesados, y que los modos de vida de los jóvenes se modelan en función de las condiciones sociales concretas en vigor, y estas representan la base de las estrategias de promoción de la salud en cada caso, teniendo en cuenta el concepto y la valoración que hace la comunidad de la misma, y que hay que educar partiendo de las concepciones populares de salud y de enfermedad.
Así mismo destaco en la obra, que es necesaria una continuidad de acción, que la Educación para la Salud no se puede realizar en campañas esporádicas de divulgación, y que esta no es responsabilidad solo de los sanitarios sino además de quienes están permanentemente en contacto con la sociedad: los maestros en las escuelas, los médicos y enfermeras de cabecera en sus barrios o pueblos y los trabajadores sociales en sus ámbitos de actuación, etc., y todo lo dicho realizado de una manera permanente, coordinada, transversal y duradera. Lo que no sea así, no tendrá validez y será una pérdida de tiempo. Ya va siendo hora de que los gobiernos se den cuenta que la inversión en prevención, protección de la Salud es mucho más rentable que tener que invertir en curar lo que se podía haber evitado. Y esta inversión es compañera de camino de la Atención Primaria de Salud. Dejen ya de hacer inversiones costosísimas y cortoplacistas, en los aspectos curativos singulares y espectaculares, buscando rentabilidad electoral e inviertan a largo plazo en Educación y en Salud preventiva y promocionadora, aunque esta actuación no sea tan atractiva para titulares informativos.

domingo, 1 de septiembre de 2019

RESPUESTA DE UN MEDICO A UN COMENTARIO EN UN DIARIO

(Desconozco el nombre del Médico que ha escrito lo que continuación está. Estoy de acuerdo con sus palabras que podría hacer las mías aunque pienso que lo hubiera hecho peor)

Mira Javier, he leído tu comentario y el de algunas otras personas y no he podido aguantar registrarme y responder porque es indignante lo que leo. Soy médico de la sanidad pública andaluza desde hace 13 años. Soy eventual desde que comencé a trabajar y renuevo mis contratos como mucho cada 3 meses (lo cual es una ilegalidad ya de por sí).
Mi sueldo base son 1100 euros a los que hay que sumar 760 euros de exclusividad (lo cual me imposibilita trabajar en la medicina privada). A partir de ese dinero TODO y digo TODO euro que cobro de más es quitándole horas y horas a mi familia mediante tardes, guardias y más guardias. No recuerdo la última Navidad o Semana Santa que disfruté de mi familia, no sé cuantos Reyes me he perdido con mis hijos y NADIE, absolutamente NADIE me ha regalado nada.
Y evidentemente que no somos más que un barrendero o un electricista, somos personas y todas somos iguales con la salvedad de que para llegar a ser especialista me he pasado !!!!13 AÑOS DE MI VIDA!!! sacrificado día tras día, estudiando y perdiendome muchas cosas de mi juventud. Viendo como mis amigos empezaban a cobrar y yo tenía que seguir pidiendo dinero a mis padres y no podía independizarme. Viendo como amigos se iban a la construcción y sacaban 3000 euros limpios mensuales, paseaban en cochazos y se metían en hipotecas monumentales mientras yo preparaba el MIR y me iba a dormir a casa de mis padres.
El médico español es el que menos cobra de Europa y el andaluz el que menos cobra de España. Mi hora de guardia (en la cual pueden no llamarme como me pueden llamar porque a tí o a algún familiar tuyo sufra una hemorragia cerebral o un infarto o un edema agudo de pulmón, en resumen alguien pueda estar al borde de la muerte) me la pagan un euro y medio más que a la señora de la limpieza e incluso más barata que a los propios residentes que están en formación lo cual es una auténtica incongruencia.
Todos somos iguales pero yo vivo con imágenes en mi retina desde que era residente de 2 niños de 8 y 6 años preguntandole a su padre porqué se estaba despidiendo de ellos justo antes de sedarlo porque se estaba muriendo de un cancer medular de tiroides. Un padre que sabía que en unos minutos iba a ser sedado para morir y que jamás vería más a sus hijos, llorando diciendole adiós y la cara de esos pequeños sin entender nada. ESO NO TE LO LLEVAS TÚ A TU CASA y eso no tiene precio, no juntarías en tu vida dinero para pagar el convivir día tras día con la muerte, la agonía, la angustia, el sufrimiento, el tomar una decisión que puede significar la vida o la muerte de una persona.
Me dan vergüenza estos comentarios. La Sanidad Andaluza funciona gracias a unos profesionales como la copa de un pino y las horas de más, pagadas o no, que le echamos desde auxiliares hasta médicos. Si a las 3 menos 5 se pone un paciente a morir y me tengo que quedar hasta las 6 de la tarde me quedo y eso NO ME LO PAGA NADIE y además lo hago sin ningún problema.
Tengo 3 hijos, un focus y una casa en un pueblo de Cádiz. NADA MÁS. No soy rico ni lo seré siendo médico en España pero la RESPONSABILIDAD Y EL RIESGO en un trabajo hay que pagarlo porque somos personas vocacionales pero no miembros de una ONG y mis hijos comen, se visten, van al colegio (público por cierto) y además tengo que pagar mis impuestos.
Y lo peor de todos es que algunos están tan ciegos que no se dan cuenta que quien va a pagar esto no con dinero sino con su salud son ellos y sus familiares, quien se va a pasar meses en lista de espera para ir a consultas son ustedes, quien se puede llevar condenado a una silla de ruedas porque le tienen que colocar una protesis de rodilla durante más de un año van a ser ustedes y sus familiares, quienes van a sufrir retrasos diagnósticos y terapéuticos en enfermedades que pueden ser graves o incluso mortales son USTEDES.
A mí me han destrozado mi economía familiar pero a ustedes les pueden destrozar LA VIDA.
YA ESTÁ BIEN DE FALTAR EL RESPETO A LOS SANITARIOS Y DE HACER DEMAGOGIA. Cuiden ustedes a sus sanitarios porque esos a quienes critican son los que un día de Navidad a las 4 de la mañana si a usted le da un infarto o si su hijo tiene una meningitis, saldrá corriendo con el corazón desbocado para velar por su salud y devolverle su vida mientras la mayoría estará disfrutando de su familia.

martes, 30 de julio de 2019

Decíamos ayer... (Hace 11 años volvíamos a decir y ahora seguimos volviendo a decir)

En el mes de Mayo de 2008, siendo Presidente del Iltre. Colegio Oficial de Médicos de la Provincia de Córdoba, D. Serafín Romero Agüit, actual Presidente de la OMC, se organizó en Córdoba, por parte de la Vocalía de Atención Primaria de nuestro Colegio, liderada entonces por la actual vicepresidenta 1ª del COMCORDOBA, Dra. Carmen Arias Blanco,  el I FORO DE LA ATENCIÓN PRIMARIA, en el que participaron numerosos Médicos de Familia y líderes de distintas disciplinas y especialidades así como en Gestión, Etica, Deontología, etc. Tuve la suerte de ser el relator de dicho foro y por aquel entonces, transcribí en este mismo blog las conclusiones a las que llegamos, que releyéndolas, hoy día, tienen la misma vigencia que entonces. Ya por aquel tiempo, nos quejábamos de que llevamos años reivindicando lo que en el Foro discutimos. Es lamentable que en tanto tiempo no se haya hecho nada, aunque ahora tenemos esperanza y estamos viendo movimientos en el sentido de hacer algo. Los temas fundamentales: la Atención Primaria de Salud y el tiempo por consulta.
Dejo a continuación enlaces donde se puede leer lo que entonces publicamos, y a continuación un artículo escrito entonces que igualmente tiene vigencia.

https://es.scribd.com/document/13498499/I-Foro-AP-Redaccion-Medica

https://bernabegalan.blogspot.com/2008/05/conclusiones-i-foro-atencion-primaria.html




I FORO ATENCIÓN PRIMARIA
Dr. Bernabé Galán

En este Primer Foro de Atención Primaria, en el que debatiremos el "tiempo por consulta", trataremos desde distintos puntos de vista la situación en la que se encuentra la Atención Primaria española: Profesional, Sindical, Formativo y Ético. Esperamos alcanzar un consenso y unas conclusiones que difundir a la población en general y a la Administración en particular.
El tiempo que debemos emplear los médicos en consulta es un tema muy debatido y siempre en boga: los médicos queremos emplear el tiempo necesario con cada paciente para atenderlo dignamente.
La Administración dice que con el tiempo que tenemos en  la actualidad hay más que suficiente, ya que la mayoría de los actos son consultas administrativas. Esto es muy discutible: Hay datos objetivos claros (que se pueden sacar del programa Diraya de cualquier médico de Atención Primaria): Nos están dando citas cada 5 minutos de 8 de la mañana a 13.30, y cada minuto a partir de las 13.30 horas. Además, cuando hay que cubrir la ausencia de un compañero hay que intercalar sus pacientes entre los nuestros, por lo que la media se disminuye a 3 minutos. Aún contando con que las consultas administrativas se pueden "despachar" en dos minutos (esto sería sin estar el paciente delante, ya que existen los "pos ya ques") el tiempo que queda para atender las patologías y revisiones no es suficiente; hay que ir de prisa, no se puede actuar con convicción,  no se pueden hacer recomendaciones, ni educación sanitaria, ni reestructuración de tratamientos, etc.
Todo ello conlleva, además de una carga para la conciencia del médico que no considera ético lo que está haciendo, un gasto farmacéutico mayor al tener que complacer con medicamentos lo que no se puede con la convicción y las explicaciones, y también una exposición de la salud de las personas al ser posibles mayor número de equivocaciones de los profesionales.
Este estado de intranquilidad y de sobrecarga asistencial lleva a los profesionales poco a poco, día a dia, a sentirse más quemados, menos integrados en la empresa y a ir haciéndose más pasotas. El hecho de no haber participado en la elaboración de los objetivos de los Distritos de Atención Primaria, se suma a este pasotismo y aumenta la desviación en la consecución de los objetivos, que no son asumidos como propios.
La carga burocrática añadida, no solo en la consulta sino fuera de ella, buscando unos indicadores dictados desde estancias superiores, sin saber con qué objeto los piden, también hace hervir la sangre de los profesionales. Sobre todo cuando ven que se da más importancia en cubrir una plaza de auxiliar administrativo en los distritos sanitarios o crear nuevas, que atender una sustitución de un médico que falta, o incluso ampliar la plantilla de administrativos del centro de salud para ayudar en tareas burocráticas a los facultativos.
Por ahora, como hay oferta de sobre de trabajo, quien se quema o a quien no le gusta el trabajo emigra a otras regiones españolas o al extranjero, donde encuentra mejor ambiente laboral y profesional. Por ahora, con creciente dificultad, se van llenando esos huecos dejados por los que huyen. Pero qué pasará dentro de unos años (muy pocos) cuando se jubile un grueso contingente de médicos que están ahora en los 55-60 años, y cuando no salgan todos los especialistas de Familia que son necesarios (este año han quedado más de trescientas plazas sin cubrir, para empezar el MIR de Familia, lo que supone que dentro de 4 años, saldrán trescientos y pico Médicos de Familia menos, una vez terminado su periodo formativo).
En resumen, y ahí está el peligro, cada vez quedamos menos médicos a pie de obra, con menos tiempo para dar respuesta a lo que se nos requiere, a la par que aumenta la exigencia de la población para una atención inmediata y para causas banales. Esto hace que aumenten las “huidas”. Menos mal que al menos los médicos que están en puestos de gestión no se van a ir, y en un futuro van a tener la oportunidad de poder trabajar, al fin, delante de enfermos y enterarse lo que es el día a día de la atención a los pacientes.
La punta del iceberg que destrozará el barco de la Atención Primaria lleva mucho tiempo asomando y viéndose venir de lejos, y si continúan las cosas como van, el iceberg asomará de pronto sin posibilidad de salvar el barco ni reflotarlo.
La última Encuesta Nacional de Salud nos presenta grandes cambios respecto a las anteriores. Uno de ellos es que nos hace ver que en 20 años se ha doblado el uso de la URGENCIAS HOSPITALARIAS. ¿Cómo se ha llegado a este punto, si precisamente la Reforma de la Atención Primaria una de las cosas que pretendía era precisamente lo contrario?: Que el 90 y tantos por cien de los problemas urgentes se resolvieran en los Centros de Salud. FALTA DE INVERSION PERSISTENTE. Los centros hospitalarios, y especialmente la puerta de urgencias de los mismos, se ha convertido el la VERDADERA PUERTA DE ENTRADA DEL SISTEMA SANITARIO, quitándole el sitio a la ATENCIÓN PRIMARIA, QUE PARA ESO FUE REFORMADA.
¿Tan mal está la Atención Primaria que este año se han quedado trescientas y pico plazas de MIR de Familia desiertas, sin escoger para formación?
Se incide exageradamente en el gasto farmacéutico como responsable de los males del Sistema. Quienes trabajamos a pie de obra sabemos mucho de esto, y conocemos los resquicios y grietas por donde se escapa el gasto: son muchas las ocasiones al día en las que nos damos cuenta que teniendo tiempo en la consulta se ahorraría mucho dinero en farmacia: bien eliminando un medicamento, bien postponiendo su toma, bien negándonos a recetarlo convenciendo al paciente, bien explicando a este que su uso abusivo es perjudicial, y un largo etc. Si cada día fuésemos sumando, cuando sale cada paciente, lo que se podría haber ahorrado con cada uno, de haber tenido tiempo para atenderlo dignamente, saldría un montante suficiente para haber contratado varios médicos ese día que ayudaran a cada médico en el Centro de Salud. Después de meditar sobre este tema, propongo que se deje de hablar de USO RACIONAL DE MEDICAMENTO y se comience a hablar de RACIONALIZACIÓN DEL TIEMPO DE CONSULTA o del USO RACIONAL DEL TIEMPO DE CONSULTA.
El envejecimiento de la población, el aumento de exigencias por parte de los pacientes, la inmediatez en la atención, todo ello contaminado por los medios de comunicación que, con mayor frecuencia, y a falta de noticias ofrecen diariamente “los logros” de la medicina hospitalaria, “que ha salvado UNA VIDA” con un coste de no sé cuantos millones, dando esperanzas a la población y ofertando “curación para todo”, hace que las personas se angustien cada vez más ante la enfermedad, tengan muy bajo su nivel de tolerancia, lo que les lleva a acudir a urgencias por cualquier proceso banal. Como no hay lista de espera en Atención Primaria, no se les da la oportunidad a esos organismos a poner en marcha su sistema inmune y curarse solos la mayoría de los casos, sino que acuden inmediatamente al Centro de Salud a última hora (a las citas del minuto), y como el médico además de encontrarse agobiado a esas horas por el retraso que lleva no tiene tiempo de explicar y convencer, termina por prescribir algo para no ser agredido por el paciente.
La principal misión de un empresario es la de ilusionar a sus trabajadores y tenerlos motivados, si quiere que la empresa marche bien. Haya un tema amplio que habría que debatir, entre empleadores y empleados, que es el de las IMPLICACIONES ETICAS DE LOS EMPLEADORES. Siempre estamos hablando de Ética de los trabajadores y nunca de Ética en los patronos.
El tiempo de consulta debe ser suficientemente amplio para hablar y escuchar. No debe haber tensión ni prisas. La palabra del médico debe ser la justa, para llenar el vacío del paciente. La información es vital en el éxito del acto médico.
En ese tiempo del que no disponemos deben incluirse aspectos sociales, religiosos, costumbres, hábitos, raza, etc. Cada vez más frecuentes y más presentes en nuestras consultas, con la incorporación de los inmigrantes a nuestros cupos.
Cuando casi no nos queda tiempo de hablar, hay que pensar en la exploración y en la prescripción. Es mejor ver que mirar, escuchar que oir y tocar que sentir. Y de la prescripción ya hemos dicho…
Para una consulta eficiente hay que tener en cuenta la singularidad, la personalización y un tiempo adecuado. Todos estos factores son fundamentales para mantener una buena relación médico-paciente, basada en la humanización y en la confianza mutua. Todo lo contrario, como viene ocurriendo, muy a pesar nuestro, aparentemente pueden llevar a una falsa reducción de costos, pero generan otros que no son susceptibles de ser cuantificados, pero que existen, y todos los que trabajamos a pie de obra conocemos, y me atrevería a decir que conocemos la fórmula, que nuestros gestores no encuentran, para calcularlos.

Si no tenemos tiempo para atender a personas, descuidándonos incluso nosotros mismos, ¿qué decir de nuestra Formación, qué decir de la cumplimentación correcta de la Historia clínica, qué decir de la participación en prevención, educación sanitaria, investigación, docencia, y qué decir de la segunda parte de nuestra especialidad, esto es la Atención a la Familia y a la Comunidad?


jueves, 25 de julio de 2019

Si has aliviado el dolor de otro ser humano has llenado tu vida

Juan Carlos Gimenez (@Infomedicos) twitteó a las 4:52 p. m. on sáb., jul. 13, 2019:
"Siempre que hayas aliviado el dolor de otro ser humano, no habrás vivido en vano. De todo cuanto has hecho o puedas hacer eso será lo mejor". De eso se trata la Medicina. https://t.co/gOwP1nuSnD
(https://twitter.com/Infomedicos/status/1150055329767546880?s=03)

Obtén la aplicación oficial de Twitter en https://twitter.com/download?s=13

miércoles, 24 de julio de 2019

Admitamos los cambios, adaptemósnos a ellos y cedamos el paso con humildad

Es cómodo hacer siempre lo mismo, acomodarse en la rutina, no cambiar las costumbres, no pensar en implementar nuevos proyectos y por supuesto no dar cancha a quien tenga nuevas ideas, innovadoras, que supongan .tener que modificar actitudes y hábitos enraizados durante muchos años.

Es lo que ocurre a muchos directivos de asociaciones, sociedades, colegios profesionales y también a los partidos políticos.
Esa conducta inmovilista lleva al retraso de la sociedad, a la imposibilidad de avanzar o hacerlo muy lentamente, a impedir la entrada de nueva savia en las instituciones y organizaciones, personas que aporten ideas nuevas, renueven el viciado aire existente después de décadas de puertas y ventanas cerradas; tiempo perdido, por los de dentro, en mirarse el ombligo y darse autobombo unos a otros, mientras muchos de los que están fuera se ríen de esa ignorancia de la que, sin saberlo, alardean e incluso se felicitan los de dentro.

Es lamentable esto que ocurre. Y ya ha pasado tanto tiempo durante el que los inmovilistas, además de no moverse, no han hecho nada productivo, no han permitido la participación de otras personas que aportaran algo, por miedo a perder sus interesados puestos, ha pasado ya tanto tiempo que aquellos ideólogos, altruistas, responsables, trabajadores y entregados a los demás, se han aburrido, se han cansado y han perdido las ganas de aportar ideas a quienes no quieren admitirlas y ponerlas en práctica.

Si el primer párrafo de este artículo puede denotar algo de pesimismo, quiero finalizarlo manifestándome en sentido contrario, ya que después de tantos años cumplidos y haber conocido tanto a los de dentro la burbuja inmovilista y a los que podían aportar aires nuevos, ideas provechosas, a pesar de que los primeros no permiten lo segundo, muchos de estos últimos, no importándoles la obstaculización de aquellos, implementan sus ideas y proyectos como pueden aunque no tengan el apoyo de esas anquilosadas organizaciones.